El Huracán Matthew volvió a sorprender e hizo un nuevo giro en su trayectoria, esta vez a pocas horas de impactar a la ciudad de Miami, Florida. Ahí se desvió ligeramente hacia el este, por lo que el condado Broward, a las 8 de la noche, eliminó la advertencia de huracán que se mantiene junto a Miami Dade bajo una advertencia de tormenta tropical.

Según el reporte de las 8 p.m. del Centro Nacional de Huracanes (NHC), Matthew estaba a 75 millas de la costa de West Palm Beach.

En la tarde, el ojo del huracán ya había pasado por el punto más cercano a Miami y continuó en mar abierto camino hacia la costa del centro de la Florida, donde se espera impacte en la madrugada, según el Nuevo Herald.

Restablecerán el transporte

El alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, anunció que el transporte público (Metrorail y autobuses) se restablecerán en la mañana del viernes. Los puentes elevados abrirán a las 6 a.m. del viernes. La recogida de basura se reanudará el lunes y reciclaje el fin de semana. El puerto de Miami reabrirá cuando la Guardia Costera determine que es seguro, dijo, lo que sería probablemente el viernes en la mañana.

Mientras que el superintendente escolar del condado Alberto Carlvalho llamó a los residentes a mantenerse en sus casas hasta que el huracán hubiera pasado del todo.

Aunque los pronósticos no ubicaban a Miami en la trayectoria del ojo del huracán Matthew, las autoridades temían un desvío de última hora que pudiera exponer la ciudad a los efectos más temidos de la tormenta.

Matthew está dentro de los fenómenos más fuertes, con categoría 4 y con vientos sostenidos de 130 millas por hora.