El campo nuboso del huracán Matthew ha provocado inundaciones urbanas en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, así como largos entaponamientos en las principales vías del país.

Algunos negocios, viviendas y otras edificaciones del país han quedado abnegadas, mientras que miles de peatones están varados por la congestión del tránsito.

En diferente parte de la República Dominicana, las inundaciones han sido frecuente debido al paso de fenómeno en cual se encuentra en situado a 275 millas (440 kilómetros) al suroeste de Puerto Príncipe, la capital de Haití, y a 205 millas (330 kilómetros) al sureste de Kingston, capital de Jamaica.

Matthew es un “peligroso huracán de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y se esperan “algunas fluctuaciones de su intensidad en las próximas 48 horas”, aunque “permanecerá como un poderoso huracán hasta el miércoles”, agregaron los expertos.

Es el quinto huracán de la actual temporada ciclónica en el Atlántico y continúa lentamente su avance en dirección norte con una velocidad de traslación de 6 millas por hora (9 km/h), indicó el NHC en su boletín de las 15.00 GMT.