El director ejecutivo de la Unidad Ejecutora para la Readecuación de La Barquita y Entornos (URBE), José Miguel González Cuadra, se mostró optimista con los avances en la mudanza de La Nueva Barquita y reveló que "la gran mayoría" de las personas del enclave se muestran a favor de pagar la cuota de 1,000 pesos que se les ha asignado para el mantenimiento.

Además detalló que ya hay 491 familias mudadas a La Nueva Barquita y se espera que a finales de septiembre se complete la mudanza de las 1,787 familias.

En declaraciones al programa "El Día" que retransmite Telesistema por el Canal 11, González Cuadra reveló que en caso de no pagar los mil pesos de cuota de comunidad, les será retirado el derecho sobre la vivienda.

Afirmó también que antes pagaban un alquiler de 2,000 y 3,000 pesos y que la opinión de un grupo reducido no es la opinión generalizada de las 1,787 familias que ya están en proceso de mudanza en La Nueva Barquita.

En este sentido, indicó que con la cuota de los 1,000 pesos que se les ha asignado se busca mantener ese espacio con los servicios que tiene.

"La gran mayoría de las familias de La Nueva Barquita favorecen la cuota que se les ha asignado ya que han entendido que con esa cuota servirá para mantener los espacios con los niveles de mantenimiento y confortabilidad como los que están recibiendo", manifestó.

Además se mostró convencido de que a "estas familias no se les está entregando un apartamento, se les está entregando un nuevo barrio con más facilidades como muy pocos en la capital, cuando vayan a buscar trabajo y digan que viven en La Nueva Barquita, ya eso es un valor agregado", sostuvo.

Los residentes de La Nueva Barquita que rehúsen pagar los RD$1,000 de mantenimiento del lugar corren el riesgo de perder su derecho de propiedad del inmueble, que se les entregaría con su título en 10 años.

"Cada paso que hemos dado lo hemos dado en consenso con la comunidad", recalcó.

Explicó que el mismo día que una familia es trasladada a La Nueva Barquita firma dos contratos, uno con URBE y otro con EDEESTE. En el contrato de URBE se explica que el contrato deben mandar sus hijos a la escuela, que deben alfabetizarse, y también especifica la cuota que debe pagar.

González Cuadra también remarcó que en la Vieja Barquita había 64 locales comerciales ahora hay más de 100 con el objetivo de que los vecinos puedan aprovecharlos y presentar sus planes al patronato y puedan iniciar sus negocios.

El director de la Comisión para la Readecuación de La Barquita, informó, a su vez, que la Embajada de Francia hará un documental sobre el impacto social y humano de la construcción del enclave inmobiliario social.