Los médicos de los hospitales públicos acogieron hoy el llamado a paro por 48 horas realizado por el Colegio Médico Dominicano (CMD) en demanda de la asignación de más recursos para el sector salud, mientras que el Ministerio de Salud Pública sigue implementado medidas ante los rumores de que los galenos ocuparían la sede de esa institución.

Los reportes indican que el paro ha sido acogido prácticamente en su totalidad en los hospitales de Salud Pública y del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), donde los médicos atienden únicamente los casos de emergencias.

Situación similar se ha informado desde la zona norte, donde, según datos preliminares, la huelga médica ha logrado un respaldo de un 90 %.

El CMD exige que el gobierno conceda una subida salarial y una mejoría del sistema sanitario nacional, así como pensiones "dignas" al personal de salud.

El pasado lunes, al anunciar el paro, el presidente del CMD, Waldo Ariel Suero, dijo que la huelga se lleva a cabo debido a que el Gobierno no atiende sus peticiones ni se sientan a negociar.

"El Gobierno está jugando al cansancio y a proponer divisiones entre nosotros", sostuvo.

El miércoles de la semana anterior ya se llevó a cabo otro paro a nivel nacional del gremio médico.

Por su lado, previo al paro, el Ministerio de Salud Pública anunció la aplicación de medidas que regulan la circulación interna en la sede de la institución con el objetivo "de garantizar la continuidad de importantes servicios a instituciones y empresas públicas y privadas que están directamente vinculadas al desarrollo y avance del país".

Antes de entrar a las instalaciones del Ministerio, los visitantes deben anunciar en la recepción de la puerta de acceso el motivo de la visita y área de competencia que gestiona el servicio procura.

Esto, señaló la institución, "ante crecientes rumores de ocupación de las instalaciones para desde su interior enarbolar demandas de tipo sindical".