El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, informó ayer que los gremios de conforman el Pacto Nacional por la Salud (Panasalud), decidieron dejar sin efecto su agenda de manifestaciones, programada la semana pasada.

“En reuniones de Panasalud realizadas la semana pasada habíamos tomado la firme decisión de retomar el proceso de lucha a iniciarse esta misma semana, motivados por el ausentismo de las autoridades gubernamentales en el diálogo”, explicaba Suero ayer. No obstante, este llamado de lucha quedó derogado por el llamado a retornar a la mesa de las negociaciones, lanzado por la comisión mediadora.

El titular del CMD dijo que los médicos están dispuestos a aceptar una propuesta gubernamental de aumento salarial dependiendo del tiempo que se disponga para llevar a cabo dicha medida. Explicó que el incremento debe hacerse antes de 2018 o de lo contrario no la aceptarán.

“El horario no se negocia”

En relación con el horario de trabajo de los galenos, Suero indicó que es “innegociable”.

El primer vicepresidente del CMD, Wilson Roa, también dijo que los galenos laboran cuatro horas al día porque es una ordenanza jurídica y un convenio desde la década del 70, “cuando el doctor Ney Arias Lora creó una segunda tanda de servicio”.

Destacó que un médico trabaja cuatro horas, porque es el único profesional que, además de este tiempo, tiene que trabajar 24 horas de servicio, dependiendo del personal con que cuente el centro de salud.

“Nosotros estamos amparados en el decreto 732-4 del 2014 contenido en la ley 42-01 que establece el reglamento de los recursos humanos en el sector Salud”.

Roa subrayó que “el primer párrafo del artículo 60 establece que los recursos humanos que hayan logrado conquistas que establezcan una jornada laboral menor de seis horas diarias y 30 horas semanales serán reputadas como buenas y válidas”.

“Eso dice el decreto, y es rescatado por la Ley 123-15, como derecho adquirido y la ley dice que los derechos adquiridos, adquiridos son; por eso es que nosotros no tenemos que discutir, si ellos quieren que hagan una ley nueva, que deroguen el decreto y la ley 123-15, que establece el reconocimiento de los derechos adquiridos”, agregó.

Dijo que las autoridades gubernamentales han recurrido al tema de los horarios porque creen que van a sorprender. “Es la respuesta a la incompetencias, es la respuesta a la incomprensión de la responsabilidad del Estado, a darle respuesta a las necesidades de los que nada tienen”, continuó Roa en conversación con Metro:

Sobre la asignación de ocho mil millones de pesos para el sector Salud, Roa indicó que el Gobierno les está presentando un paquete que incluye las pensiones, pero que este aspecto no debe ser negociado ya que cada trabajador que ha cumplido con sus 30 años merece ser pensionado.

“Lo que la ley te da, nadie tiene derecho a negociarlo contigo, puesto que las pensiones son un derecho adquirido que cada trabajador ha cumplido y que la ley lo ampara. La pensión no puede entrar en negociación porque es un derecho que la ley establece”, sostuvo.

De su lado, Francisca Peguero, presidenta de la Asociación Nacional de Enfermería (Asonaen), aseguró que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que hay que ser flexible con el horario de los médicos, por lo que considera que el Gobierno no puede establecer un horario igual que en otras profesiones.