Además de unirse a la protesta del Colegio Médico Dominicano (CMD) para que el Gobierno asigne el 5% del Producto Interno Bruto (PIB) para el sector Salud, los médicos, enfermeras y otros empleados del Hospital Municipal Cambita Pueblo en San Cristóbal se manifestaron frente a la emergencia en demanda de que las autoridades designen personal de seguridad para ese centro asistenciario.

 La solicitud fue hecha, mediante la realización de un “piquete pacífico”, luego de varias personas con armas largas se presentaran al lugar, presuntamente bajo los efectos del alcohol y otras sustancias y rompieran las puertas y cristales, e intentaran agredir al galeno de turno.

“Exigimos seguridad porque la ley nos ampara para tener una buena protección, nosotros tenemos que darles el servicio a los pacientes sin importar la hora, por lo que necesitamos que la ley, el síndico, el senador y el diputado por quienes nosotros votamos ahora nos apoyen”, expuso una de la doctoras.

Durante un corto paro de labores, los manifestantes gritaban a coro “queremos seguridad, a la lucha pueblo”, destacando que no es la primera vez que suceden hechos similares en ese hospital.

“Como equipo de salud de esta comunidad, nosotros exigimos que nuestra vida sea protegida. Necesitamos que las autoridades de este municipio se hagan eco de que nosotros estamos solos y estamos desamparados, exigimos un servicio militar con dignidad”, explicó una de las enfermeras.

Además de las exigencias para que les asignen vigilantes, tanto en el día como en el horario nocturno, los profesionales de la salud exigieron a las autoridades proveerles de una ambulancia, debido a que muchos de los pacientes que llegan en estado crítico tienen que ser transferidos al Hospital Juan Pablo Pina o a centros de la capital, sin embargo, no cuentan con un medio de transporte para movilizarlos.

Otros casos

El caso del Hospital Municipal de Cambita Pueblo no es inédito, se suma a una lista de profesionales de la salud de distintos centros médicos que también han sido víctimas de violencia.

Moscoso Puello

El episodio más reciente se escenificó el pasado martes 12 de abril en el hospital Francisco Moscoso Puello, donde dos galenos fueron agredidos.

De acuerdo con el presidente de la regional del Distrito del Colegio Médico Dominicano, Emignio Liria, una de las doctoras fue agredida en el parqueo, mientras que la segunda fue golpeada por familiares de un paciente, dentro de la emergencia.

El 2015 los médicos de ese hospital denunciaron haber recibido agresiones por parte de pacientes y sus familiares. Los galenos manifestaron que si la seguridad no era reforzada, con el objetivo de resguardar sus vidas, paralizarían las labores.

Darío Contreras

También, en octubre del pasado año, un médico residente de cuarto año del hospital Darío Contreras fue agredido por familiares de un paciente, quienes exigían atención rápida en el área de emergencia.

Juan Pablo Pina

En julio de 2015 dos pediatras del Hospital Juan Pablo Pina fueron víctimas de un atraco, momentos en que se encontraban brindando asistencia a sus pacientes.

Las víctimas fueron identificadas como Rosa Guzmán y Ana Genao, quienes, a punta de pistola, fueron despojadas de sus pertenencias.

Las especialistas manifestaron que el hombre penetró al consultorio con el arma envuelta en un periódico, por lo que exigieron mayor vigilancia y seguridad en el centro de salud.