El presidente de la República, Danilo Medina, inauguró hoy la primera etapa del Proyecto Azua II - Pueblo Viejo y el dique y reservorio El Carrizal, para garantizar el riego de más de 350,000 tareas de tomate, guineo, plátano y otros cultivos.

Estas infraestructuras para desarrollo agrícola, que llevará a cabo el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), supone una inversión que supera los 130 millones de pesos.

Además del reservorio (laguna) con capacidad de almacenamiento de 124,000 metros cúbicos de agua se procederá al revestimiento de 4.3 kilómetros del canal Ysura; la reparación de 17 kilómetros del Lateral del sistema, la reparación de 4.3 kilómetros de bermas del Ysura y el sifón #3 de 300 metros de longitud en el río Las Lajas del canal Lateral 1, en su cruce por la comunidad del mismo nombre.

Este proyecto permitirá el uso de riego altamente eficiente con bajo consumo de agua, siguiendo la tendencia internacional de alto rendimiento agrícola empleando menos recursos hídricos y de suelo.

Su implementación supondrá la recuperación de 259,000 tareas de Azua I, realizando el diseño e instalación de infraestructura y equipamiento, optimizando la inversión ya realizada y la construcción del sistema de drenaje de Azua II, con un total de 124,000 tareas.

Entre los alcances del mismo están la rehabilitación de 32 kilómetros del canal Ysura, que va desde Villarpando hasta la comunidad de Tábara, y la construcción de una laguna de sedimentación con capacidad de 200,000 metros cúbicos para el control de solido en suspensión, que ayudará a mejorar la calidad del agua para riego.

Además, la construcción de 15 lagunas de regulación con capacidad de almacenamiento de 805,100 metros cúbicos y la reparación de 58 kilómetros de canales en los laterales del sistema de riego Ysura, y la prolongación del mismo hacia el Este, que incluye las comunidades de Estebanía y Las Charcas.

La construcción del sistema de riego El Carrizal fue un compromiso del presidente Medina en una visita sorpresa que realizó a esa comunidad.

El director ejecutivo del Indrhi, Olgo Fernández, señaló que las obras puestas en operación contribuirán a aumentar la producción y productividad agrícola en el Valle de Azua y destacó las inversiones multimillonarias que ha hecho el Gobierno para mantener en condiciones óptimas los sistemas de riego.

Fernández explicó que el reservorio El Carrizal, con capacidad de almacenamiento de 10,000 metros cúbicos, llevará agua a unas 25,000 tarea y beneficiará a 350 productores que cultivan cebolla, plátano, guineo, yuca, batata, auyama y otros frutos menores.

Asimismo, resaltó que la construcción del dique en la confluencia de los ríos Jura y Vía y del reservorio garantizan agua permanente a los agricultores de varias comunidades de Azua, especialmente de la zona de Peralta.

La realización de estas obras tiene como propósito aprovechar la capacidad de almacenamiento de la presa de Sabana Yegua que fue rehabilitada, y recrecida su cortina, a un costo de 90 millones de dólares, convirtiéndola en una de las más grandes de Latinoamérica y América Central.