El presidente Danilo Medina afirmó hoy que con la muerte del alcalde de Santo Domingo Este, Juan de los Santos la sociedad dominicana perdió un ser extraordinario, afable, servicial y solidario siempre presto a tender su mano y dar lo mejor de sí.

En una carta de condolencias enviada a la señora Berlinesa Franco viuda de De los Santos, Danilo Medina expresa que tiene el corazón lacerado por la pérdida "de nuestro querido e inolvidable Juan de los Santos", al tiempo que le ofreció su apoyo a toda la familia arropada por la tristeza que le ha provocado la horrenda tragedia de su partida.

"En interpretación del sentir colectivo de la ciudadanía, en nombre del Gobierno, de mi familia y en el mío propio, le trasmito un abrazo fraternal, extensivo a los hijos de Juancito: Cristina, Johndelle, Juan Manuel, Juan Carlos y Valentina, a sus hermanos Richard y Ana María de los Santos y a los demás familiares", precisa el mensaje de condolencias.

Agrega que "la muerte de mi compadre y gran amigo, caído como una víctima de la espantosa violencia que sacude al mundo, conmociona a la sociedad dominicana, que pierde a un ser humano extraordinario, afable, servicial y solidario, siempre presto a tender su mano y a dar lo mejor de sí".

El jefe de Estado, en medio de la inmensa pena que experimenta, pidió a Dios que acoja a Juan de los Santos en la morada celestial y permita que sus hijos sean, el día de mañana, multiplicadores de los valores que les inculcó y asuman en su recuerdo el rol de ciudadanos ejemplares, como forma indeleble de perpetuar su memoria.

Por otra parte, el gobernante también se solidarizó, en nombre del Gobierno y del suyo propio, con María Altagracia Mercedes Taveras, ante la profunda tristeza que le embarga por el lamentable fallecimiento de su esposo Luis Alfredo De Jesús Medina, quien era el escolta del malogrado alcalde de Santo Domingo Este, Juan de los Santos.

"Quiero que esta sincera expresión de pesar sea una constancia de nuestro apoyo solidario a usted, a sus pequeños hijos Sheila María y Luis Alfredo, a los padres de Archie, Santos De Jesús y Elena Daysi Medina, y demás familiares, acongojados por la dolorosa partida del meritorio militar", expresó el Ejecutivo a través de una misiva.

Medina manifestó que ante un acontecimiento que ha estremecido a la sociedad dominicana y destrozado el corazón a tres familias, no existen palabras que puedan mitigar tanta pena.

"Solo en Dios, con su infinita misericordia, es posible encontrar el bálsamo eficaz para sobrellevar el enorme vacío que genera este abominable hecho".

El primer mandatario pidió al Señor que "bendiga a su familia y reciba en el paraíso el alma de su amado esposo".

Archie, como le llamaban al oficial, fue ascendido póstumamente a segundo teniente del Ejército.