El presidente Danilo Medina y su homólogo panameño Juan Carlos Varela, acompañados de sus respectivas primeras damas, Cándida Montilla y Lorena Castillo, inauguraron hoy el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), sede Santiago.

El CAID-Santiago, es el segundo de cinco centros de atención integral para la discapacidad que proyecta construir el Gobierno de Danilo Medina, en la presente gestión gubernamental. El primero de ese tipo de instalaciones cumple este mismo mes dos años de haber sido inaugurado, en la avenida Luperón, municipio Santo Domingo Oeste.

La instalación funcionará con el mismo esquema y procedimientos aplicados en el de Santo Domingo, donde ya han sido atendidos miles de niños con discapacidades generadas por el Trastorno del Espectro Autista, Síndrome de Down y Parálisis Cerebral, entre otras, en edades de cero a diez años.

Los servicios incluyen la evaluación y diagnóstico, pediátrico y psiquiátrico; además de apoyo psicopedagógico, atención temprana, fisiatría, hidroterapia, intervención conductual, intervención grupal, nutrición, odonto-pediatría, pediatría, psiquiatría, terapia del habla y del lenguaje, terapia familiar, terapia física y terapia ocupacional.

También, musicoterapia, teatro, danza, y pintura, para propiciar el desarrollo de la creatividad y el sentido de logro en los niños y niñas que acudan al CAID, según detallo en un comunicado la Dirección General de Comunicación (Dicom).

Este segundo centro, que también cubrirá otras ciudades de la región norte del país está dotado de un moderno espacio multi-sensorial y de un salón de pictogramas para estimular y desarrollar habilidades físico-motoras y sensoriales que favorecen la evolución dentro de los programas terapéuticos.

Al pronunciar el discurso central del acto, Montilla de Medina destacó el papel protagónico de la familia en el resultado de los procesos terapéuticos de niños y niñas que reciben asistencia en el Centro de Atención Integral para la Discapacidad.

"De ahí que la participación de la familia constituya una parte fundamental de las políticas de atención diseñadas para el CAID. Estamos convencidas de que el apoyo y el amor de las familias son tan importantes como la calidad de la asistencia profesional y mucho más que las tecnologías médicas. Sin el ingrediente de ese amor, nuestro proyecto se quedaría a medio camino".

La primera dama narró que siempre tuvo como propósito contribuir con la deuda social acumulada frente a la población con discapacidad, que, por razones diversas, había estado ausente hasta ahora de las políticas públicas del Estado.

Proclamó que la elección de los más pobres como pacientes prioritarios ha sido también un acto de justicia social y una reivindicación de los derechos humanos, consagrados en la Constitución de la República y en las convenciones internacionales.

Aseguró que el país marcha y avanza con determinación hacia los objetivos sociales anhelados y dio garantías de que "los niños y niñas con discapacidades pueden estar seguros de que tienen en el Despacho de la Primera Dama a un aliado que no les fallará nunca".

Luego del desvelamiento de una tarja por parte del presidente Danilo Medina y las autoridades correspondientes y de una presentación artística a cargo de la mezzosoprano no vidente Yanet Márquez y el ballet folclórico del Teatro Orquestal Dominicano, ambos mandatarios acompañados de sus esposas y de funcionarios, realizaron un recorrido por la nueva instalación.