Con una serie de eventos de alto perfil programados en el país, como la cumbre de cambio climático de la COP-21 de finales de noviembre y la Eurocopa del próximo año, Francia tiene que demostrar que sigue siendo un país seguro. Metro habló con expertos en seguridad sobre si tales eventos deberían ser cancelados, y lo que hay que hacer para prevenir futuros ataques terroristas.

“ La COP-21 y la Eurocopa no deberían ser cancelados”

Por: John Michaud, Exagente federal estadounidense, que trabajó en la división de terrorismo

Es difícil juzgar la seguridad con sólo un ataque perdido. También es importante ver cuántos se previnieron e interceptaron.

Los ataques exitosos son los que obtienen los titulares, mientras que hay poca o ninguna noticia por los que se han  impedido, ya que podría alertar a los terroristas sobre los métodos utilizados por las autoridades para obtener la información.

Creo que es fundamental, siempre que sea posible, seguir adelante con todos los eventos programados, como la COP-21 y la Uefa Euro 2016. Si todos fueran cancelados, de alguna manera, podría ser visto como una posible victoria para los terroristas.

Si bien las autoridades sin duda tienen que seguir haciendo evaluaciones de los niveles de amenaza, creo que debe hacerse todo lo posible para seguir adelante.

Lo mismo para decidir el anfitrión de los Juegos Olímpicos de 2024. Mientras no se sepa lo que hará el Comité Olímpico, siento que evitar a Francia podría ser visto como una señal similar para los terroristas.

Habiendo participado en los Juegos Olímpicos de Atlanta, tengo una cierta comprensión de los tremendos planes de seguridad que se ponen en práctica.

Pero cambiar nuestras vidas o planes en respuesta a los ataques terroristas debería ser la última opción.

“Francia está preparada para la lucha contra el terrorismo”

Por: John Stevenson, Investigador del Consorcio Nacional para el Estudio del Terrorismo y Respuestas al Terrorismo de EEUU.

Francia está tan preparada como cualquier país razonablemente pudo haber estado en lo que respecta a los esfuerzos de lucha contra el terrorismo doméstico.

París ya cuenta con una gran cantidad de militarización cotidiana, con furgones policiales llenos de hombres uniformados armados. Veinte personas murieron en los ataques de París en enero.

Una de las razones por la que muchas más personas murieron en noviembre fue porque, con la excepción de la sala de conciertos, los ataques se produjeron en eventos deportivos y restauranes en partes de París con buen número de inmigrantes y poblaciones no cristianas.

Todos estos son lugares donde un gran número de civiles se reúnen sin mucha seguridad.

Por otra parte, de los ataques terroristas coordinados sobre los que ISIS ha dicho ser responsable, y que fueron 757 de 2,000 hasta 2014, por lo general ocurrieron fuera de Francia.

Las principales reacciones de Francia a los ataques han sido intensificar los bombardeos en Siria y declarar el estado de emergencia en todo el país, dando a los ejecutivos el amplio poder de suspender las libertades civiles, que fue desplegado para reprimir el movimiento de independencia de Argelia.

El carácter radical de esta ley significa que Francia tendrá los recursos y la coordinación necesaria para tener respuestas policiales centradas en la lucha contra el terrorismo en el país.

“El mundo está cambiando y debemos actuar en consecuencia”

Por: James G. Conway, Presidente de la consultora en seguridad Global Intel Strategies de Houston, EEUU.

Estos ataques logran su objetivo de infundir terror y miedo, con la atención mediática a la causa y a la ideología de los terroristas, y con ello es de esperar el cambio de los vientos políticos.

ISIS ha desarrollado y unido una red global que representa una amenaza para toda la civilización occidental.

El hecho de que los “chicos malos” estén en el “radar” es específicamente el motivo por el cual tenemos que ser más agresivos en la eliminación de la amenaza.

Eso se puede lograr a través de arrestos por delitos o deportaciones de los no ciudadanos violentos. Posiblemente, las naciones occidentales deberían establecer tribunales especiales de “terrorismo/seguridad nacional”.

Sé que esto es algo antitético para la sociedad “libre” y abierta que los ciudadanos franceses aman y quieren, pero el mundo está cambiando y hay que encontrar un equilibrio entre la libertad y la seguridad nacional.

Tenemos que mejorar en el trabajo conjunto y el intercambio de inteligencia, técnicas y leyes en contra de esta amenaza. La tecnología está impulsando la lucha y haciendo que sea más peligrosa, así como más difícil.

Pero no tenemos que cambiar nuestras vidas para dar cabida a los “chicos malos”. Eso es lo que quieren.

Los Juegos Olímpicos de Invierno se celebraron en Salt Lake City después del 9/11. Y todo salió bien.