El presidente haitiano, Michel Martelly, ordenó la creación de una Comisión de Evaluación electoral compuesta por cinco personas que deberá hacer las recomendaciones necesarias, en un plazo de 72 horas, para evaluar el actual proceso electoral y ayudar a que llegue a buen termino.

La decisión de Martelly, difundida hoy pero fechada ayer, responde a la solicitud realizada por el primer ministro, Evans Paul, al presidente de formar una comisión electoral que "garantice la credibilidad del proceso", a poco más de una semana de que se celebre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

En la orden emitida por el presidente haitiano, Martelly señala que la comisión de evaluación contará con la asistencia técnica de expertos nacionales e internacionales y observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA).

A su vez, indica que las recomendaciones, a "identificar", para asegurar la "transparencia, la credibilidad y legitimidad del proceso electoral en marcha", estarán dirigidas al Gobierno y al Consejo Electoral Provisional (CEP).

Además, Martelly determina que ambos candidatos para la segunda ronda de las elecciones presidenciales del próximo 27 de diciembre, el oficialista Jovenel Moise y el opositor Jude Celestin, podrán designar un representante para asistir a los trabajos de la comisión.

En una carta fechada ayer pero dada a conocer esta madrugada a través de twitter, el primer ministro aseguraba que era necesaria la creación de la citada comisión para "consolidar la estabilidad política y social en el país, a través del establecimiento de instituciones democráticas capaces de afrontar los desafíos que debe encarar el país".

El próximo 27 de diciembre Haití afronta su última cita electoral del año, tras los comicios del pasado 9 de agosto y 25 de octubre.

El país se encuentra sumido en una fuerte crisis electoral con una oposición, incluido el candidato opositor Jude Celestin, que alega que se produjeron "fraudes masivos" en las elecciones del pasado octubre.

Una crisis que ha provocado manifestaciones de protesta prácticamente diarias y a un excandidato presidencial y varios a legisladores a acusar a miembros del órgano electoral de, presuntamente, aceptar sobornos.

Algunos de ellos revelaron ayer en varias entrevistas radiofónicas que se les propuso pagar miles de dólares en supuestos sobornos a miembros de la CEP para asegurarse un asiento en el nuevo parlamento.

El Senado de Haití pidió ayer a Martelly, que tomara medidas para solicitar al CEP que suspenda el proceso electoral.

El Senado, actualmente formado por diez senadores, pidió además que suspenda la próxima publicación de los resultados definitivos de las elecciones legislativas, celebradas el 25 de octubre y que iban a ser publicados el 22 de noviembre pasado, hasta que se cree una comisión de verificación.

Por su parte, ayer el candidato oficialista invitó al CEP a tomar medidas para fortalecer el proceso electoral en preparación para la segunda ronda, abogó por la continuación del proceso electoral en beneficio de la estabilidad política del país y el fortalecimiento de las instituciones.

"El CEP debería tranquilizar a todos los participantes en el proceso: candidatos, votantes y la comunidad internacional", dijo ayer en conferencia de prensa Moise.