Junto a la mismísima primera dama, los ganadores de la liga de básquetbol de Estados Unidos, los Cleveland Cavaliers, aprovecharon de hacer el popular Mannequin Challenge cuando fueron recibidos en la Casa Blanca.