Líderes del Estado Islámico han sido asesinados por su propia bomba en Irak, confirmaron combatientes kurdos.

Según comandante Peshmerga, Ali Hussain, la detonación ocurrió cuando convoyes del ISIS transitaban una carretera cerca de la ciudad Makhmour al norte de Irak.

El grupo terrorista la había plantado la bomba en batallas anteriores, para atentar contra los combatientes kurdos.

Uno de los líderes, era el administrador del área y se llamaba Abu Malik, el segundo se llamaba Abu Abdul-Aziz, informó el periódico iraquí "Rudaw".