El ministro de Educación, Andrés Navarro, informó ayer la conclusión de la primera etapa del proceso de diálogo con la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), con la celebración de un encuentro con dirigentes de las seccionales de Santiago y Puerto Plata.

“Esperamos seguir desarrollando con el gremio, con la suficiente conciencia y responsabilidad, la mejora de la calidad integral de la educación”, dijo el funcionario, según informó el Ministerio en un comunicado.

Navarro precisó que es ahora cuando se comenzará a profundizar la voluntad de acercamiento con el gremio profesoral para trabajar juntos por la “revolución educativa”, proceso en el que la población, según dijo, tiene cifradas sus mayores expectativas de desarrollo social.

“Los informes, con un rosario de problemas planteados, son una clara expresión de la larga y voluminosa deuda social que arrastra el país”, lo que, a su juicio, debe enfrentarse con responsabilidad, conciencia y el concurso de toda la sociedad, “aunque está claro que la mayoría de ellos se resuelven más con voluntad política que con cuantiosos recursos”, expuso.

La complejidad de problemas abordados con la ADP y las circunstancias que los rodean tienen que ser tratados con inteligencia y con la participación de todos los sectores vinculados al sector educativo, dijo.

“Podrán venir momentos de conflictos, pero eso no me hará ver a la ADP como un adversario, porque creo en el diálogo permanente y en la agenda transparente para generar la suficiente confianza en la población.