El Ministerio de Educación (Minerd) entregó una tableta, un 'kit' de robot y gestionará una beca en el Instituto Tecnológico de las Américas (Itla), al estudiante del Centro Educativo Rosalio de la Rosa, Jasuel Rivera, de 13 años, un "pequeño genio", que sin recursos y con solo su imaginación e inquietudes, ha desarrollado habilidades para diseñar y construir aparatos robóticos con materiales reciclables.

Al llegar a la escuela Rosalio De la Rosa, ubicada en la sección El Caimito, municipio Yamasá, provincia Monte Plata, los niños que allí estudian se mostraron entusiasmados al ver la comitiva del Ministerio de Educación pasearse por el patio del plantel, inundando el ambiente con sus carcajadas y ocurrencias.

Al fondo, a la izquierda, se visualizaba el aula del octavo grado, donde estaba Jasuel, quien con una sonrisa tímida puso el almuerzo a un lado y salió al encuentro de la comitiva oficial. Eran las 12 del mediodía.

"Te estamos buscando a ti", le explicó al niño Claudia Rita Abreu, directora general de Informática Educativa, y de inmediato se le iluminaron los ojos mientras se aferraba con fuerza al marco de la puerta. No lo podía creer.

Jasuel Rivera es un niño de 13 años que crea robots utilizando nada más que su propia inventiva. Tras el almuerzo, presentó la excavadora de cartón que había hecho en tan solo una noche. Su creación consta de unas jeringuillas conectadas por un catéter que al ser presionadas hace que la pala suba y baje automáticamente.

"Siempre me han gustado los aparatos mecánicos. Tengo diferentes modelos en casa de mi mamá en Puerto Plata. Una excavadora, un brazo hidráulico, un 'greddar', una podadora, un remolque y un volteo", compartió risueño, mientras explicaba los mecanismos de funcionamiento del aparato.

Tras sus palabras, Claudia Rita le dio las buenas nuevas: el Ministerio de Educación le gestionó una beca todo incluido en el Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA) para la carrera tecnológica que desee, su escuela fue elegida para implementar robótica educativa y recibió como regalo una tableta y dos robots Edison programables.

Jasuel se inspira en los robots que ha visto en televisión y las grandes maquinarias de construcción que ve en las carreteras.

"Yo cuando veo un camión parado me quedo mirándolo fijamente, lo memorizo y lo hago. Las cosas de mecánica se me graban en la mente, pero si me mandas a un mandado, se me olvida", compartió el futuro ingeniero.

El joven prodigio de la comunidad tiene un taller en la terraza de su casa donde vive con su padrastro, Juan Adames Vargas, de 82 años. Su protector explica que el niño estaba errante y sin estudiar debido a las constantes mudanzas de su madre.

"El papá no tiene nada y la mamá vive por ahí viajando, el niño estaba ambulante y yo les dije que me lo trajeran para ponerlo en la escuela", compartió afectado Adames mientras instaba al Ministerio de Educación a ayudar a ese niño "porque se lo merece".

En su "taller", que consta de una mesa con los elementos necesarios para hacer sus robots, el equipo de Robótica Educativa le explica cómo utilizar los robots y las tabletas que recibió de regalo, y ante la pregunta: "¿Tú crees que puedas hacer un robot que abra latas de verdad y carguen cosas? Jasuel respondió: "Ya que un hombre fue a la luna, no hay nada imposible".