El ministerio de Interior y Policía (MIP) se incautó este martes, en una residencia de la urbanización Casilda, en Gurabo, de más de 3,000 unidades de fuegos artificiales que fueron elaborados de manera ilegal, informó hoy.

En total, el COFA se incautó de 3,287 unidades de artefactos pirotécnicos, durante el allanamiento realizado por el departamento de Control de Fuegos Artificiales (COFA), en la citada urbanización, donde funcionaba de manera ilegal la empresa "Firelab".

En la acción participaron, además de las brigadas del COFA, miembros de la Subdirección de Inteligencia Delictiva de la Dirección Regional Cibao Central de la Policía Nacional, acompañados por los fiscales adjuntos Andrés Mena y Yorky Almonte.

Por instrucciones del ministro del MIP, José Ramón Fadul, el COFA mantiene una vigilancia constante para evitar la venta y uso de fuegos artificiales de forma ilegal, recordó hoy el ministerio.

Con la incautación de los artefactos se persigue que personas resulten lesionadas, principalmente niños, por el uso indiscriminado e inadecuado de esos artefactos pirotécnicos durantes las festividades navideñas.