El Ministerio Público solicitó hoy a un tribunal de apelación ratificar las condenas impuestas a dos pilotos franceses que el año pasado huyeron de República Dominicana, donde estaban en arresto domiciliario tras haber sido condenados a 20 años de cárcel por tráfico de drogas.

La solicitud fue realizada ante la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que tiene previsto conocer el recurso de apelación que interpusieron los pilotos franceses tras ser condenados.

La representante del Ministerio Público en este caso, Carmen Alardo Peña, pidió al tribunal que ante la ausencia de los pilotos Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, quienes habían sido condenados en la República Dominicana en primera instancia, se confirme la sentencia dictada en contra de ambos.

Los pilotos Fauret y Odos fueron arrestados junto a otros dos franceses en el aeropuerto de Punta Cana en marzo de 2013 cuando se disponían a despegar con rumbo a Saint-Tropez (Francia) en un Falcon en el que las autoridades dominicanas hallaron 700 kilogramos de cocaína, valorados en unos 33 millones de dólares.

Pese a que los pilotos aseguraron desconocer el contenido de las 26 maletas que transportaban, un tribunal los declaró culpables de asociación para cometer el crimen de narcotráfico internacional y los condenó a 20 años de cárcel.

La condena fue apelada por sus abogados, por lo que los condenados no entraron a prisión, pero tenían prohibido abandonar el país.

Los dos extranjeros huyeron del país en octubre pasado con ayuda, según la Procuraduría General de la República, del eurodiputado francés Aymeric Chauprade.