El Ministerio de Salud, a través de la Oficina de Equidad de Género y Desarrollo (OEGD) puso en circulación su "Estrategia 2016-2020" para el fortalecimiento de la respuesta del Sistema Nacional de Salud a la violencia, con énfasis en la violencia de género, contra los niños, mujeres y personas mayores, ya reconocido como tema de salud.

La ministra de Salud, Altagracia Guzmán, reconoció que el tratamiento del tema violencia de género ha avanzado positivamente, desde el punto de vista de la salud al reconocerse como un tema de Salud Pública.

A su vez, expuso que los centros de salud juegan un papel fundamental en la detección y prevención de la violencia.

Señalaron que el primer nivel de atención es básico porque es la primera entrada que tiene la comunidad al sistema.

"El abordaje de la violencia ha venido cambiando durante las dos últimas décadas a partir del reconocimiento de la violencia como un problema de salud pública. De ahí la necesidad de diseñar políticas, estrategias y programas, con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos, para una respuesta integral y efectiva a ésta problemática desde el sector salud", explicó.

La estrategia contempla cinco objetivos claves.

Guzmán Marcelino destacó la importancia de implementar políticas públicas para disminuir la violencia de género que se ejerce principalmente contra grupos vulnerables, principalmente la mujer y los niños.

A su vez, explicó que la aplicación de las estrategias contenidas en este documento contribuirán "al disfrute al más alto nivel posible de salud y garantizar los derechos de la población, promoviendo la igualdad y equidad de género, la no discriminación, el acceso y la calidad de atención para la prevención y reducción de los daños de salud ocasionados por la violencia".

La directora de la Oficina de Equidad de Género y Desarrollo, Addis Domínguez, dijo que se trabaja en el entorno favorable de políticas con perspectivas de género y enfoque de derechos humanos, dirigidas al abordaje de la violencia en el marco del desarrollo de las funciones básicas del Sistema Nacional de Salud.

En ese orden el Ministerio desarrollará el componente de promoción de cultura de paz, buen trato a la infancia y adolescencia y prevención de la violencia.

"En este momento se cuenta con un sistema de información, estadística, vigilancia epidemiológica e investigación en materia de violencia y salud, con competencias de recursos humanos en salud para abordaje de la violencia y cultura organizativa con igualdad de género y libre de violencia", explicó.

Esta estrategia se enmarca dentro de las actividades del "Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer", que se conmemora el 25 de noviembre.

En la actividad participaron representantes de la Organización Panamericana de la Salud, OPS, el Fondo de Población y Familia de las Naciones Unidas (UNFPA) entre otros sectores, organizaciones y personas vinculadas al tema de violencia.