El ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, expresó que los derechos y libertades de los dominicanos jamás deben ser conculcados y que esa es la enseñanza y el legado que dejara a la humanidad fray Antón de Montesinos.

Recordó a Montesinos como un defensor de los derechos de los indígenas que, en época de la colonia, poblaban la isla La Española, lo que hizo una y otra vez por medio de sus mensajes.

Rodríguez rememoró la "incansable lucha de Montesinos por la justicia a favor de los indígenas", durante el acto, efectuado en el monumento erigido al fraile hace varios años con auspicio de México.

También se refirió a declaraciones que, desde entonces, han estado consagrando el derecho de la gente, entre los que citó la libertad de expresión, la libertad de culto, el derecho a la conformación de una familia y la libertad de vivir sin ataduras, sin censuras, sin temores y sin miedo.

"Su escultura de piedra y bronce, colocada en actitud de grito, evocando el Sermón de Adviento, denunciando los abusos cometidos en ese entonces contra los indios, son tomados como el referente más sensible para esta noble causa", manifestó.

El funcionario se expresó así en el acto en el cual, junto a varias instituciones, fue conmemorado hoy el "Día Internacional de los Derechos Humanos", en la plaza que honra a fray Antón de Montesinos, "con la finalidad de recuperar la dignidad donde se encuentra la estatua del primer hombre en reivindicar los derechos humanos en esta parte del planeta".

El monumento fue diseñado por el arquitecto Pedro Ramírez Vásquez, y donado por el gobierno de México en 1982, por el entonces presidente José López Portillo.

Además de Rodríguez, hablaron en el acto el embajador de México, Carlos Tirado Zavala; la directora de ProConsumidor, Altagracia Paulino; la directora de la Defensoría Pública, Laura Hernández, y el vicepresidente de la Comisión de los Derechos Humanos, José Aníbal Guzmán, quienes valoraron la actividad como positiva y acordaron unir esfuerzos para crear un voluntariado permanente que vigile esta plaza histórica.

En la actividad participaron, además, la viceministra de Comercio Interno, Anina del Castillo; la Defensora del Pueblo, Zoila Martínez; el representante de la Fundación Museo Marítimo Dominicano, entre otras

La celebración de los Derechos Humanos, derecho de gente, inició con la entonación del himno nacional y de inmediato el actor Iván García interpretó a fray Antón de Montesinos pronunciando el Sermón de Adviento.

El Sermón de Adviento sirvió para reclamar los derechos de aquellas gentes, con alma como todos los colonizadores, adelantándose casi quinientos años a la proclamación Universal de los Derechos Humanos.