El ministro de Medio Ambiente, Bautista Rojas Gómez, defendió la construcción de un relleno sanitario en Haina para el depósito de basura procedente de San Cristóbal y el Gran Santo Domingo.

Al atender a los medios tras la apertura de la IV reunión para la aplicación del principio 10 de la declaración de Río en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe, el ministro salió al paso de las críticas suscitadas al respecto.

Ayer, el exministro de Educación, Melanio Paredes, calificó de "perversidad" pretender convertir a Haina en un vertedero satélite de esas grandes poblaciones, y sugirió buscar alternativas en los terrenos próximos al vertedero de Duquesa.

Sin embargo, y a pesar de la oposición mostrada por diversos sectores de Haina y de grupos ambientalistas que consideran que el proyecto es una amenaza a la sostenibilidad ambiental de la localidad, Rojas Gómez negó que la instalación de un vertedero vaya a contaminar la zona, y destacó que resolvería un gran problema.

El funcionario aseguró que desde la institución se tiene muy en cuenta la opinión de la comunidad, pero insistió en que el relleno sanitario "es la solución a un problema ambiental", y en que "lo que hemos aprobado es ambientalmente sostenible".