“Tiene que caer quien caiga, y todos los rumores tienen que servir para que el presidente  Danilo Medina actúe”, expresó la diputada Minou Tavárez Mirabal en entrevista para Metro sobre el propósito de interpelar en la Cámara de Diputados a varios funcionarios por el escándalo de corrupción en la OISOE.
 
¿De quién fue la iniciativa?

No fui solamente yo. Sí tuve la iniciativa, pero la firmamos cuatro legisladores, Hugo Tolentino Dipp, José Ignacio Paliza y Guadalupe Valdez.

Y es una iniciativa, porque el Congreso tiene una función que no puede abandonar, que no puede dejar de lado. No es posible que ante un hecho tan grave como el que ha salido a la luz pública, a raíz del suicidio de un contratista de la OISOE en la sede de la institución y que el Congreso no haga absolutamente nada.  

¿Cuál es el papel que debe desempeñar el Congreso?

Le corresponde hacer una investigación, es una de  sus funciones fundamentales, y lamentablemente la tiene abandonada, no un poco, lo que menos hace el Congreso es cumplir con su función de fiscalizar los recursos públicos, cómo se administran y el uso que se les da.

¿Cómo evalúa este escándalo de la OISOE?

Es un tema muy grave porque son recursos que han sido destinados luego de una larga lucha del pueblo dominicano para que se cumpliera la ley y se invirtiera el 4% para la educación y es el dinero destinado a la educación de los dominicanos y dominicanas el que está siendo utilizado para corrupción y sobornos.

¿Qué buscan?

Que se interpele, porque eso no empieza ni se termina en la OISOE.  En un congreso  de mayoría del PLD.

¿Piensa que su propuesta encontrará respaldo?

Eso dirá mucho en contra de esos legisladores gobiernistas. Si no son capaces de asumir  el mandato constitucional con el que se juramentaron y en el que le prometieron al pueblo que iban a cumplir.

¿Su posición ante los funcionarios corruptos?

Hay que sacarlos de ahí, sustituirlos por gente más seria. Por esta razón hay que participar en el proceso electoral 2016, hay que llevar buenos y buenas candidatas y eso es lo que nos hemos propuesto creando el nuevo partido que se llama Opción Democrática.

La única lucha efectiva contra la corrupción es sacar a los corruptos de la administración pública, cambiándolos por otra gente.

¿Estaría dispuesta a una alianza para 2016?

Es algo que veremos. He dicho que estoy dispuesta a hacer  lo que sea para construir una unidad alrededor de esta propuesta, a un acuerdo político de mejorar la democracia en el país, y eso pasa por mejorar la participación en las elecciones en procesos limpios y democráticos, cosa que no tenemos.

¿Cómo ve el proyecto de presupuesto 2016?

Es un proyecto deficitario nuevamente, que se financiará con deuda externa de esas escritas en letras “chiquitas” para que no se vea la corrupción, con el tipo de préstamos que se han venido concertando por los últimos gobiernos del PLD, que son muy elevados. Es un presupuesto que tiene casi RD$200 mil millones de réditos.

¿Cómo se piensa completar? Bueno, endeudando más al país. De cada cuatro pesos de ingresos por lo menos un peso se va al servicio de los intereses de la deuda. Eso es lo que se llama un endeudamiento que no permite el desarrollo. Es un presupuesto que afecta el desarrollo y que refleja la prioridades del Gobierno, que no son mejorar  un área como la salud.

¿Piensa que el Presidente tiene conocimiento suficiente del caso OISOE?

No me queda duda que tiene conocimiento, y ese argumento que han utilizado de que el Presidente no sabe hay que sacarlo de circulación porque es algo que irrespeta al Presidente, él tiene que saber lo que está pasando ahí.
 
¿Hay más instituciones envueltas en corrupción?

Pienso que sí, hay más instituciones que están pasando por problemas de corrupción, esto está turbulento por los cuatros costados. Si no hubiese ocurrido ese sacrificio del arquitecto, esto hubiese seguido con la misma impunidad.

¿Cómo ve el sector salud?

Es uno de los puntos más críticos de este gobierno.

¿Cómo cree que concluirá esta gestión?

Tiene que funcionar la justicia. Es una de las prioridades que hay que afrontar; no puede haber democracia si no hay justicia independiente, y debe concluir con el sometimiento de los responsables.