La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah) y la Policía Nacional Haitiana anunciaron hoy que tienen todo dispuesto para garantizar la seguridad durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, previstas para este domingo 24 de enero.

Así lo manifestaron en un comunicado conjunto emitido en la que ha sido la segunda jornada consecutiva de protestas violentas convocadas por la oposición para exigir el aplazamiento de los comicios y que se constituya un gobierno de transición a partir del 7 de febrero próximo, cuando concluye el mandato del gobernante Michel Martelly.

Según la nota conjunta, las fuerzas de seguridad cuentan con un dispositivo de 7,357 agentes de la Policía Nacional y 2,464 Cascos Azules de la ONU, que se desplegarán por el país para velar por la seguridad durante celebración de los comicios.

El director de la Policía Nacional, Godson Orelus, afirmó que la institución del orden tiene un plan que permitirá garantizar la seguridad de la población cuando acuda a los centros de votación y puedan ejercer su derecho al sufragio en calma.

Por su parte, el comandante de la Minustah al mando de la operación, Jaime Vigil, señaló que la prioridad de la misión es la seguridad, y que las tropas van a apoyar a la Policía Nacional para que la segunda vuelta de las elecciones se desarrolle con tranquilidad.

Hoy, el presidente Martelly afirmó que mantendrá la cita con las urnas, a pesar de las protestas y de que el líder opositor, Jude Celestin, anunció ayer de forma oficial, en una carta remitida al Consejo Electoral Provisional (CEP), su decisión de no concurrir a los comicios en los que debe enfrentare al oficialista Jovenel Moise.

La celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales ya se ha pospuesto dos veces desde la convocatoria original, el 27 de diciembre pasado, y la renuncia de Celestin obligará, previsiblemente, a aplazarlas de nuevo, cuestión sobre la que debate el Senado haitiano, reunido desde antes de las seis de esta tarde.

Según la Ley electoral, el candidato que renuncie será sustituido por el tercero más votado en la primera vuelta, celebrada el 25 de octubre pasado, que fue Moise Jean Charles, pero este tampoco tiene intención de concurrir y no se pueden celebrar comicios con un solo candidato, en este caso, el oficialista Jovenel Moise.