Una visión aguda y unos ojos saludables es algo que todo el mundo desea tener y mantener a lo largo de su vida. A propósito de celebrarse el Día Mundial de la Salud Visual, hoy, segundo jueves de octubre, presentamos algunos de los mitos más difundidos sobre la salud descifrados por la doctora Jessica Díaz, oftalmóloga con especialidad en cirugía refractiva y córnea.

• Exponerse diariamente al computador afecta la vista. Verdad.  La computadora emite una serie de radiaciones que pueden causar síndrome del ojo seco. De hecho, ya existe algo conocido como Síndrome de la PC, que entre los síntomas puede incluir visión borrosa o doble, lagrimeo, sequedad en los ojos, dolor ocular, etc. Lo recomendable es no pasar tiempo prolongado con la vista fija en el computador. Si tu trabajo es frente a la computadora, toma recesos de cinco o 10 minutos cada hora.

• Leer con luz tenue puede causar algunas enfermedades oculares. Falso. Es cierto que leer en un lugar donde hay poca luz hace que los ojos tengan que esforzarse más y por tanto, puede causar algunos síntomas molestos, como fatiga, dolor de cabeza y dolor ocular, pero no es que verdaderamente cause un daño permanente al ojo.

• Si necesitas anteojos ópticos y no los utilizas, la enfermedad progresará. Falso. Los anteojos son ayudas ópticas, un instrumento para que la persona con algún problema refractivo pueda ver mejor, pero no ejercen ninguna influencia en la salud ocular. No pueden hacer que las enfermedades progresen o mejoren.

• Los lentes de sol protegen la vista. Depende. Solo protegen la vista los lentes de sol homologados, que vienen equipados con protección contra los rayos ultravioletas. Los que no reúnan estas condiciones, no ofrecen protección.

• A los bebés hay que hacerles exámenes oftalmológicos al nacer. Verdadero. O preferiblemente. Esto se aplica más en casos de bebés prematuros, sin embargo, lo ideal es evaluar la visión del niño lo más pronto posible para detectar a tiempo cualquier problema ocular, como la ambliopía, que es cuando el ojo no desarrolla la visión en la infancia.

Esto es una afección que no se detecta a simple vista, sino con un examen médico. Mientras más temprano se detecten los problemas visuales en los niños, más probabilidades hay de solucionarlos.

• Comer determinados alimentos puede ayudar a mejorar la salud ocular. Verdadero. Los alimentos que contienen betacaroteno, que es vitamina A, ayudan a mejorar el metabolismo de la retina. Están presente en alimentos de color amarillo, como la zanahoria y la  auyama.

• El uso de lentes de contacto por tiempo prolongado afecta las córneas. Falso. Si los lentes de contacto se utilizan bajo prescripción médica y según las recomendaciones del especialista, no deben causar ningún daño.  Dormir con ellos sí es muy dañino, pues durante la noche no hay buena oxigenación en el ojo. Dormir con lentes de contacto aumenta las posibilidades de desarrollar una infección e incluso una úlcera corneal.

• El uso de espejuelos durante largas horas puede causar problemas visuales. Falso.  Si la refracción o enfermedad visual de la persona requiere lentes permanentes, no hay ningún problema en utilizarlos todo el tiempo y quitárselos solo para dormir.

• Si padezco una enfermedad visual, mis hijos nacerán con la predisposición de desarrollarla. Falso. Esto es cierto solo en los casos de enfermedades hereditarias, pero muchas patologías oculares no lo son.