El precandidato a la alcaldía de Santiago Monchy Rodríguez por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) aseguró hoy que ganará dicha candidatura con el 70 % de los votos de la militancia peledeísta.

"Que no le quepa duda a nadie de que barreremos en las primarias de nuestro partido y que lo que ocurrirá el próximo 13 de diciembre será la formalización institucional de la candidatura que ya tenemos en nuestras manos", dijo Rodríguez, quien desde hace 15 años es presidente del comité municipal del PLD en Santiago.

A la alcaldía de Santiago también aspira el presidente de los diputados y dirigente del PLD, Abel Martínez.

En una rueda de prensa, Rodríguez señaló que "el balance que hemos obtenido al día de hoy, luego del arduo trabajo que hemos llevado a cabo, nos permite asegurarles aquí que seré el candidato del PLD para las próximas elecciones del 2016".

"Les pronostico, sin ningún temor a equivocarme, que en esta contienda hay un solo y cómodo ganador, que es Monchy Rodríguez", argumentó en sus declaraciones a los periodistas.

Rodríguez afirmó que cuenta con el apoyo de tres de los cuatro miembros del comité político del PLD nativos de Santiago, con el respaldo de 33 de los 47 miembros del comité central, así como con el apoyo de 139 de los 254 presidentes de comités intermedios del PLD y de ocho de los nueve regidores del Ayuntamiento de Santiago.

Aseguró que es único que cuenta con un programa de gobierno municipal que plantea las soluciones a los problemas de Santiago, en el marco de un modelo de gestión integral, participativo, de puertas abiertas y de amplio consenso.

"Pero además, soy el único que ha consultado al liderato de las organizaciones de los diferentes sectores de la sociedad de Santiago, a los fines de identificar sus problemáticas y formular las acciones que den repuestas a sus aspiraciones y necesidades", indicó.

Rodríguez se preguntó cómo su adversario interno "va a engañar la inteligencia de los comunicadores y la sabiduría del pueblo si evade siempre los temas municipales porque sencillamente no tiene ningún conocimiento ni dominio de los mismos".

"No se trata de intentar llegar y luego veremos. No, se trata de conocer los problemas del municipio, de discutir las soluciones con los diferentes estamentos sociales e institucionales, de asumir un programa que haga posible convertir a Santiago en una ciudad moderna, competitiva y segura", aseguró.