El director de la Comisión de Comunicación y Prensa del Arzobispado de Santo Domingo, monseñor Ramón Benito Ángeles Fernández, párroco de Santo Antonio de Padua, afirmó que, sin ética, los avances científicos y tecnológicos pueden servir de instrumento de violencia, dominación y destrucción, poniendo como ejemplo el caso de la energía atómica.

Durante su discurso con motivo de la investidura de 859 alumnos de la Universidad APEC (UNAPEC), el religioso también criticó a los "politiqueros que buscan sólo intereses personales, en muchos casos a costa de cualquier precio, y queriendo ejercer el poder comprando votos.

Ángeles Fernández vaticinó que la política sin principios, el progreso sin compasión, la riqueza sin esfuerzo, la erudición sin silencio, la religión sin riesgo y el culto sin conciencia acabarán con la raza humana.

En su opinión, el principal problema del mundo es la crisis de valores éticos, y el egoísmo individualista y opinó que "un profesional inteligente, con excelente preparación, pero sin valores éticos, puede ser una persona peligrosa. Esta es la gran incongruencia de la especie humana".

Asimismo, afirmó que la supervivencia de la humanidad depende del fomento de una conciencia global-mundial, capaz de generar creatividad y compasión, y que la dimensión espiritual debe ser el eje de nuestra nueva reflexión en torno a la educación.