Sin miedo. “Hasta a San Juan me traslado en mi motor, sin niños, pero sí hasta con dos adultos”. Ángel Bautista, presidente de la parada La Madrina

Sin miedo. “Hasta a San Juan me traslado en mi motor, sin niños, pero sí hasta con dos adultos”. Ángel Bautista, presidente de la parada La Madrina

“Si el Gobierno cree que yo no puedo montar a un niño, ni más de dos personas, que me compre un carro o una yipeta para que yo pueda montar cuatro”. Así reacciona un motorista al enterarse del proyecto de ley de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, aprobado hace unos días en segunda lectura en la  Cámara de Diputados y que  prohíbe montar niños en motocicletas y establece sanciones a quienes lo hagan.

Esta propuesta es de la autoría del diputado Rafael Tobías Crespo, quien hace unos días fue entrevistado en un medio local y dijo que este proyecto no hará desaparecer el trabajo de los motoconchistas, pero informó  que en un motor no podrán andar más de dos personas. El proponente de la legislación denunció además que  “han estado presionando para que se mantenga el uso de tres y hasta de cuatro personas (en un motor). Pero eso no será posible, porque habrá sanciones’’.

La resistencia se produce aun cuando se conoce que la inmensa mayoría de los accidentes de tránsito involucra a motociclistas y que las probabilidades de fracturas de huesos y otras lesiones, y hasta de la muerte, aumentan debido a la escasa protección que brindan estos vehículos, que representan más del 50% del parque vehicular dominicano.

Su único medio

Para el ciudadano William Ortiz, quien desde hace 17 años trabaja como motoconcho en la ruta La Madrina, del sector Los Ríos, el proyecto afecta su sistemas de trabajo. Entiende que nadie tiene que poner “privilegio” en las personas que monta en su motor. “Mi motor es mío y yo monto lo que yo quiera, yo monto hasta 10”, apuntó Ortiz.

William Ortiz tiene tres hijos y según dijo es el único método de transporte que tiene para llevarlos a la escuela.

Como Willian, muchos motoristas tienen la misma opinión.

Ángel Bautista, presidente de la parada La Madrina, habló con Metro y consideró que la medida les perjudica, porque a diario buscan niños en las escuelas y cobran por ese servicio.

“Esa medida está muy mal, ya que yo tengo mis tres hijos y una nieta y hago varios servicios buscando niños a la escuela y solo tengo mi motor”.

Riesgo. “Me da miedo tener un accidente, porque todo puede pasar, pero esto es lo único que yo tengo, es mi transporte”. Jose Alberto Medina Matos/ Motoconcho

Riesgo. “Me da miedo tener un accidente, porque todo puede pasar, pero esto es lo único que yo tengo, es mi transporte”. Jose Alberto Medina Matos/ Motoconcho

Dijo en un tono airado que no va a comprar un carro teniendo un motor porque las autoridades quieran, y destacó que de implantar la medida, para pararlo tendrán que “matarlo”.

“Ese es mi trabajo”. Y preguntó:  “¿Qué hará un pasajero que ande con su hijo y que ahora no pueda montarlo?”.

De implementar la medida, Ángel Bautista y algunos de su compañeros manifestaron que tienen que analizarla bien,  porque es su único método de trabajo. “Nos pasamos las 24 horas trabajando ahí para mantener a nuestros hijos y pagar casa, para que nos perjudiquen así”, exclamó Bautista en un tono de ira.

Otras reacciones

En el mismo sector, José Alberto Medina Matos, de 25 años, transita en su motor, como cada día, por el barrio Los Ríos, sin casco, pero identificado como motoconchista, con dos niños que salen de la escuela República de Costa Rica y que él se encarga de llevarlos a sus clases y retornarlos a sus hogares.  

José Alberto Medina expresó que las autoridades están equivocadas con esa medida que quieren implementar. “Tendrán que comprarnos vehículos, porque uno no puede dejar a sus hijos tirados”. Todos los días, dijo Medina, recoge a sus pequeños y a algunos niños cuyos padres le pagan para buscarlos, pero resaltó: “Si me paran con algún niño y me quieren quitar el motor, vamos a tener problemas porque yo vivo de esto”.

Apuntó que mensualmente le ingresan seis mil pesos recogiendo niños y con eso paga su casa y mantiene a su familia.

Pero al contrario de los motoristas entrevistados, piensa  Jonny González, de la parada de Los Jardines. Admite que le conviene montar a más de una persona porque le garantiza mayor ingreso, pero destacó que está de acuerdo con que no se ande con niños detrás.

Durante el recorrido contactamos con  un agente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet), en la avenida John F. Kennedy con la calle Buenaventura Freites, quien no quiso ser identificado, pero dijo: “Si el niño tiene la edad de siete a ocho años en adelante no veo problema en montarlo en el motor, pero si es un pequeño de cuatro años o menos ahí sí habría inconveniente”. Indicó que de implementarse la medida, tendría que cumplirla, porque está para hacer valer la ley.

Jose Luis Cordelio Heredia, quien maneja un autobús desde el Municipio de Los Alcarrizos hasta la Avenida Duarte, que en sus años de chofer son muchos los accidentes con motores los que ha visto por lo que resaltó que es una buena medida y apoyó, sobre todo, no montar niños.  “Los niños no son para andar en motor”, destacó.

¿Qué dice el proyecto?

El proyecto, que contó con la aprobación de 139 votos a favor y uno en contra en la Cámara de Diputados, faculta a los ayuntamientos a establecer la ubicación de paradas para motoconchistas.
Plantea que aparte de no montar niños, solo dos personas podrán transportarse en motos, con sus cascos protectores. Cuando se trata del servicio de “motoconcho”, deben andar con chalecos reflectores que los identifiquen, si transitan por la noche.

Otro punto es que los ayuntamientos limitarán su cantidad y asignarán las rutas, de acuerdo con la necesidad de cada comunidad.

Al proyecto aún le falta la aprobación de los senadores y, de conseguirla, la norma obligará a que las dos personas que viajen en un motor lleven cascos protectores y ningún niño menor de ocho años.

Reglas a los conchos

La propuesta establece que, en el casco debe estar el número de la placa, y también en el chaleco; tener un seguro, licencia categoría uno, luces y espejos retrovisores en regla.

De ser aprobado, el proyecto  dejará sin efecto la Ley número 241, del 28 de diciembre de 1967 de Tránsito de Vehículos.

Estadísticas de muertos por motores

Según las estadísticas del  Hospital Traumatológico Dr. Ney Arias Lora, en 2015, desde de enero hasta diciembre, hospitalizó por accidentes de motores 224 personas, para un 72.03 %; en marzo se registraron 53 casos,  el mes de mayor incidencia.

De igual manera el hospital reportó que en 2015, atendió en emergencia 6 mil 601 personas lesionadas en motocicletas lo que equivale a un  75.65 % de los accidentes viales.

También el centro de salud expone en sus estadísticas que en los meses de enero a abril de este 2016 internó a 84 personas que viajaban en motores, lo que equivale a 87.23 % de las hospitalizaciones por accidentes de tránsito.

Por emergencia atendio, de enero a abril, a 2 mil 499 pacientes que se desplazaban en motocicletas, para un 88.84 % de los afectados en accidentes viales.

Muertos

284 Personas muertas reportó el Hospital Traumatológico Dr. Ney Arias en 2015 por accidente de tránsito, en los que están incluidos los ocasionados con motores; de enero hasta abril van 72 muertos por accidentes.