Este domingo una adolescente israelí de 16 años murió a causa de las heridas que le resultaron tras ser apuñalada en una marcha a favor del Orgullo Gay, junto con otras cinco personas, por un judío extremista, el jueves por la noche en Jerusalén.

Tras el ataque, Shira Banki, fue trasladada de urgencia a un centro médico con heridas graves, y aunque los médicos intentaron salvarla declararon que sus lecciones eran de diversos grados.

Yishai Schlissel, fue el hombre, que llevó a cabo el ataque, el cual fue arrestado en la escena del crimen. En la investigación se descubrió que el hombre ya había realizado un ataque similar en 2005.

Antes de que la policía pudiera detenerlo, dramáticas imágenes mostraban al judío junto a su arma, momentos antes de apuñalar a los manifestantes.

A pesar de los ataques la marcha continuó y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, condenó el ataque como un incidente grave, informó el canal británico "BBC".