Uno de los dos presos que permanecían ingresados en el Hospital Ney Arias Lora, después de resultar heridos durante el motín del pasado viernes en la cárcel de La Victoria, falleció consecuencia de los impactos por arma de fuego que sufrió durante los disturbios.

El recluso, identificado como Martín Pérez, murió ayer tras permanecer, desde su ingreso, en el área de cuidados intensivos, informaron fuentes del centro hospitalario de Santo Domingo Norte.

En la revuelta resultaron heridos otros cuatro reos, de los que dos recibieron el alta, mientras que permanecen ingresados Freddy Michel y Roberto Gómez, que también presentan heridas por arma de fuego y que se encuentran estables.

También dos agentes de la Policía resultaron heridos en el motín, originado por la resistencia de algunos reclusos a que otros internos que cumplían condena allí fueran trasladados a otras instalaciones, según indicaron desde la Dirección General de Prisiones.

La situación llevó a desmantelar los controles paralelos de La Victoria para garantizar la seguridad del recinto, donde los efectivos policiales realizaron disparos para sofocar los disturbios.