Un policía y dos civiles murieron hoy en un supuesto enfrentamiento entre agentes y los miembros de una banda de sicarios y narcotraficantes que se atrincheraron en una casa del sector Jerusalén, kilómetro 5 de la carretera Piedra Blanca-Maimón, provincia Monseñor Nouel, informó hoy la Policía.

La acción policial inició en horas de la madrugada y concluyó la mañana de este domingo, precisó la Policía.

El agente policial muerto es el raso Franklin Reyes, de la Unidad Swat de Santiago, quien recibió un balazo en el hombro con salida en la espalda.

Mientras que los presuntos sicarios abatidos son José Aurelio Ovalles (Maicol), de 35 años, y otro solo identificado como "José", quienes eran perseguidos en atención a órdenes de arrestos emitida en la jurisdicción de Santiago.

A los dos hombres, así como a otros que les acompañaban la Policía dijo que les ocupó tres pistolas, dos fusiles, varios cargadores, una balanza, 50 gramos de un polvo blanco, que se presume es cocaína y un carro.

Asimismo, tres miras telescópicas para fusiles.

Los integrantes de dicha banda son señalados en múltiples hechos criminales en la zona del Cibao, incluyendo el asesinato de una mujer, cuyo cadáver posteriormente quemaron.