El supuesto secuestro de una niña de la plaza comercial  Ágora Mall que circulaba ayer, lunes, por WhatsApp se deteminó que era un invento de la madre para vengarse de vecino.

Según informó la Policía, la mujer se encuentra detenida tras ser acusada de inventar el secuestro de una hija, con la intención de conseguir un dinero para, a su vez, pagar a dos hombres para que le dieran "un susto" a un vecino con el que tenía diferencias personales, informó hoy la Policía Nacional.

La mujer, que había denunciado el secuestro y posterior asesinato de su hija, confesó a las autoridades policiales y del Ministerio Público que se trató de una trama.

Carolin Mariel Mena Vargas, de 26 años, al ser cuestionada por las autoridades, manifestó que se inventó el rapto debido a que tenía problemas personales con un vecino, quien supuestamente la había amenazado de muerte, por la que ella buscó dos "tigueres" a quienes les pagaría 50 mil pesos "para que le dieran un susto", según un comunicado de la Policía.

Explicó que no contaba con la cantidad de dinero que ofreció a los dos hombres, por que inventó el secuestro de su hija con el objetivo de que el colegio que publicó el supuesto rapto en las redes sociales, le ayudara para pagarle a los delincuentes.

Mena Vargas fue enviada al Departamento de Investigaciones y Crímenes de Alta Tecnología (Dicat) para profundizar la investigación, y en coordinación con el Ministerio Público proceder en consecuencia de conformidad con la ley.