Este jueves un juez federal de Estados Unidos ordenó que fuera arrestada una funcionaria del condado de Rowan, en el estado de Kentucky por negarse a dar licencias de matrimonio a parejas homosexuales.

Kim Davis, de creencias cristianas, fue encarcelada después de que tuviera una audiencia ante el juez Davil L. Bunning, del tribunal.

Davis argumentó que no debe de ser obligada a emitir licencias que entran en conflicto con sus creencias religiosas.

"El tribunal no puede tolerar la desobediencia de una orden emitida legalmente", declaró el juez Bunning.

El juez aseguró que la funcionaria será puesta en libertad, siempre y cuando se comprometa a cumplir con sus obligaciones y emita licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo, informó el periódico estadounidense "The New York Times".