Una mujer saudí decidió publicar mediante un video la infidelidad de su marido con una empleada doméstica, sin embargo por esta decisión podría ir a la cárcel.

Cuando la mujer no identificada descubrió el engaño, decidió grabarlo en secreto con su celular. En las imágenes se ve al supuesto marido tratando de besar a la mujer mientras ella se resiste.

La ama de casa decidió subir el video a las redes sociales junto a la frase que decía: “La pena mínima para este marido es escandalizarlo”.

Las imágenes se volvieron virales en Arabia y a pesar de las “pruebas”, expertos legales han señalado que esta mujer podría ser condenada a un año en la cárcel o tenga que pagar una multa de 500 mil riales saudíes (133 mil dólares).

Esto debido a las estrictas leyes de difamación que se tienen establecidas en el país, en las que se incluyen el uso de teléfonos celulares y cualquier equipo fotográfico, informó el periódico británico "The Telegraph".