Amanda Ruiz, por querer amenazar a su esposo, causó una terrible tragedia. Tenía ocho meses de embarazo y apuntó hacia su propio vientre. Disparó y mató a su hijo.

Todo sucedió en Florida. Su marido, Michael, la encontró en su habitación apuntando hacia su estómago y luego no pudo evitar nada de lo que sucedió. Él trató de quitarle el alma, pero terminó herido. Amanda, por su parte, le dijo a la Policía que creía que el arma no estaba cargada. Se apuntó a sí misma para hacer enojar a su marido.

A pesar de todo, el bebé murió y los padres se están recuperando de sus heridas. Los vecinos, por su parte, afirman que la pareja siempre peleaba. Testigos afirman que su hijo mayor de dos años estuvo presente en el incidente y salió cubierto en sangre. Ahora está en custodia del estado.

La mujer ahora está arrestada por posesión de armas y todavía no se sabe si la acusarán por la muerte de su hijo, reportó el canal local WESH-TV.

En la galería: consecuencias del embarazo a una edad temprana. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".