Philip Morris Dominicana y la Fundación Sur Futuro inauguraron la tercera etapa del proyecto agrícola y social Mujeres Rurales del Futuro, en la comunidad Monte Bonito del municipio Padre Las Casas, en la Provincia de Azua.

El programa busca mejorar las condiciones socio económicas de las mujeres rurales a través de la implementación de un sistema de producción y comercialización local, el cual dinamiza la economía de la comunidad, contaron las instituciones en un parte de prensa.

A través de Mujeres Rurales del Futuro, programa que recibe apoyo del Ministerio de la Mujer y beneficia a más de 421 mujeres de la zona; también se lleva a cabo un proceso de sensibilización de género comunitario e incubación empresarial, con el objetivo de propiciar su desarrollo hasta convertirlas en mujeres empresarias.

La inauguración de la nueva etapa del programa también fue el escenario para hacer formal apertura de un invernadero de 1,250 metros cuadrados en el cual se sembraron unas 3,600 plantas de ají morrón, con una producción estimada de 32,400 libras.

El invernadero es la pieza clave del proyecto, pues incrementará los ingresos de las mujeres beneficiarias en un 100%, mejorando su posición frente a la comunidad, detalla la comunicación.

Otras iniciativas ejecutadas en el marco del proyecto incluyen el desarrollo de un amplio programa de formación y capacitación técnico-agrícola, que recibe asistencia permanente de la Fundación Sur Futuro, con el objetivo de que las mujeres beneficiarias aprendan prácticas de orden empresarial y manejo de cultivos en invernaderos.

Durante el acto de inauguración, Rebeca Ramón, encargada de Comunicación y Contribuciones de Philip Morris Dominicana, expresó: “Nuestra empresa es fiel creyente de que la condición de ser mujer no es una limitante para alcanzar el pleno desarrollo social y profesional. Es por eso que invertimos considerables recursos en el empoderamiento de la mujer dominicana y en la prevención de violencia de género”.

Mientras tanto, Kathia Mejía, directora de Fundación Sur Futuro, resaltó el compromiso que mantiene la entidad de trabajar con las mujeres para ofrecerles la oportunidad de integrarse al sector productivo.  También motivó a las beneficiarias del proyecto a constituirse en ejemplo para las mujeres de otras comunidades a través de sus logros en el mismo programa.

Además de Ramón y Mejía, el acto contó con la participación de representantes de las organizaciones comunitarias de la zona, así como de las beneficiarias de las tres etapas del programa, quienes conformaron una red de comercialización.