Es uno de los hombres más ricos de Irán y fue condenado a muerte por corrupción.

Se trata del empresario Babak Zanjani, quien se estima tiene una fortuna de 13 mil millones de dólares. Fue arrestado en 2013 después de ser acusado por robar dos mil 700 millones de dólares de la venta de petróleo estatal. El dinero lo canalizó a través de distintas empresas en su poder. El dinero le correspondía al fisco iraní.

De acuerdo con el portavoz de la autoridad judicial iraní, Gholam-Hossein Mohseni Ejehii, Zanja fue condenado por fraude y crímenes económicos.

Los dos mil 700 millones de dólares deberá reembolsarloa a la Compañía Nacional de petróleo y pagar una multa equivalente a la cuarta parte de la misma cantidad. Eso sí, Zanjani podrá apelar a este veredicto.

Antes de ser encarcelado, Zanjani estaba a cargo de empresas en Malasia, Emiratos Árabes Unidos y Turquía, informó la cadena británica "BBC".