¿Qué estás haciendo para salvar a las esclavas yazidi capturadas por militantes del Estado Islámico?

La respuesta a esa pregunta contiene detalles secretos. Pero puedo señalar que, con la obtención de información sobre el lugar en donde hay una rehén y su situación, comienza el intento de rescate.

¿Qué te llevó a este valiente desafío?

Es un deber humanitario y mi deber con mi pueblo. Lo que me hace asumir esta aventura es que no pude ver ninguna otra opción como solución para los asuntos yazidi, de cómo nos sentimos como personas yazidi que estamos solas en esta crisis. Sí, existen  peligros que las personas tal vez no esperan, pero confío en que no debo dejar de luchar contra la amenaza del EI.

¿Tienes miedo a veces?

Ser un yazidi en Irak significa que estás preocupado y asustado como individuo debido a cómo la sociedad mira a las personas yazidi, ya que somos una minoría dentro de una mayoría no yazidi.

Además, las personas yazidi son siempre un blanco principal de todos los grupos terroristas islámicos.
Personalmente, fue un día difícil cuando recibí una llamada, hace tres meses, de un miembro del EI que amenazó con cortarme la cabeza a menos que detuviera mi trabajo. Agregó que él tiene muchos hermanos en la zona donde vivo.

Sin embargo, esto no fue más difícil que cuando estaba hablando por teléfono con una chica yazidi que fue secuestrada, y de repente un tipo del EI cogió el teléfono y amenazó con matarla.
Esta misión es mucho más difícil de lo que te puedes esperar. Lo que temo es ser una razón para que lastimen a los que yo estoy tratando de rescatar.

Los informes dicen que los cautivos yazidi están obligados a donar sangre a los combatientes heridos del EI. ¿Qué más se les obliga hacer?

No estoy 100% segura aún de que ISIS tome la sangre de nuestras hijas yazidi para sus combatientes heridos, pero no lo descarto porque me lo han comentado más de una vez. También puedo confirmar que todas nuestras jóvenes que tienen más de 10 años de edad fueron violadas y vendidas en el mercado de esclavos.

Todos los rehenes yazidi se ven obligados a convertirse al Islam y leer el Corán, así como a orar también. Los que se niegan a convertirse no reciben comida y bebida, y los militantes del EI han dejado algunos niños morir frente a sus propias familias como castigo por negarse a convertirse. Es decir, el destino final es la muerte para todos los rehenes yazidi que se nieguen a convertirse al Islam.

¿Cómo estás negociando con el Estado Islámico?

No soy la única que trabaja para liberar a mi pueblo; hay amigos que me ayudan continuamente. Muchas de esas niñas no están conscientes de que fuimos la razón de que estén en libertad, pero otras sabían del asunto. Yo estaba en contacto con algunas de ellas; cada vez que me encuentro con ellas dicen: “Dijiste que nos ibas a liberar y lo hiciste, es increíble, aquí estamos con ustedes en este momento”.

Ellas decían esto con una gran sonrisa, y eso me hace sentir viva y me da motivación para continuar.

¿Estás rescatando hombres también?

Hasta ahora, no hemos podido liberar hombres, y esto es por lo siguiente: los hombres, primero que todo, no están siendo vendidos como lo hacen con las mujeres y las niñas. En segundo lugar, mataron a los hombres de los pueblos yazidi en un asesinato en masa antes de llevarse a las mujeres y los niños.

Un ejemplo claro fue el asesinato en masa de Kocho, uno en Hardan y otros en Sibaia, Tul-azer, Quni, Solagh y muchas otras áreas en la ciudad de Sinjar. Estaban matando a todos los hombres que se negaban a convertirse al Islam inmediatamente, y mataban a los que no podrían participar en batallas después. Espero que podamos liberar a todos los rehenes yazidi.

Sin embargo, tanto el gobierno iraquí como el de Kurdistán deben rendir cuentas, ya que no cumplieron con su obligación de proteger a las personas yazidi. Ambos gobiernos están ahora de nuevo en silencio en relación esta crisis humanitaria.

¿Qué están haciendo esas mujeres que fueron liberadas?  

Las que regresaron de nuevo están en condiciones muy duras en los campamentos y estructuras de edificios, y necesitan ayuda urgente ya que los gobiernos no tienen un plan para mejorar sus vidas. Con un amigo estamos tratando de apoyar a las que han vuelto y han perdido a sus familias, así como aquellas que tienen familia capturada por el EI.

Sin embargo, nos enfrentamos a dificultades, ya que el número de las que han regresado ha llegado a cerca de 700 personas. Esas personas necesitan comida, ropa, medicina, así como tratamiento psicológico, ya que han visto y vivido todo tipo de brutalidad y persecución como violaciones, decapitaciones, ser vendidas como esclavas, y más. ¿Te imaginas que ahora las mujeres están viviendo en campos de refugiados, donde están compartiendo baños y duchas con una capacidad para 50 personas?

¿Cómo puede un lector de Publimetro ayudar?  

Le pido a cada persona en el mundo que eleve su voz conmigo para que liberen los rehenes yazidi de manos del EI. Suman casi 7,000, en su mayoría mujeres y niños.

Las mujeres son utilizadas como esclavas sexuales, mientras que a los niños les están enseñando yihadismo para convertirlos en la próxima generación de te-rroristas. Aquí no queremos que nuestros hijos sean terroristas o extremistas, ya que esto va en contra de nuestra religión, filosofía y valores.