El canciller Andrés Navarro y el presidente de la Junta Central Electoral (JCE) Roberto Rosario, se reunieron con el embajador de Estados Unidos, James Brewster, y los representantes de la UE, Alberto Navarro, y del PNUD, Lorenzo Jiménez de Luis, a quienes ofrecieron explicaciones sobre el proceso de documentación facilitado a los hijos de descendientes de haitianos nacidos en el país que calificaron para la Ley 168-14 en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

De acuerdo a una nota oficial, los diplomáticos se mostraron satisfechos con las explicaciones recibidas, al tiempo que se acordó una segunda reunión en la sede de la Cancillería en el que participarían entidades de la sociedad civil que trabajan el tema migratorio.

El canciller Navarro precisó que "la Cancillería se ha constituido en un espacio de diálogo y mecanismo de intercambio entre JCE y los embajadores de Estados Unidos, Unión Europea y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en torno a las inquietudes existentes alrededor del proceso de documentación de los hijos de extranjeros con estatus irregular de residencia en el país, que se acogieron al Plan de Regularización".

En ese orden, agregó que "la Junta Central Electoral y su presidente, magistrado Roberto Rosario, han demostrado una vez más, la voluntad política y la gran capacidad para proporcionar la documentación sin ningún inconveniente, a todo aquel que haya calificado según el mandato de la Ley 168-14".

Navarro prosiguió: "Además de que en este fructífero encuentro hemos podido comprobar una excelente actitud de diálogo de parte de los embajadores de Estados Unidos, la Unión Europea y del PNUD, quienes han quedado complacidos de todos los detalles del proceso de documentación que lleva a cabo la Junta Central Electoral".

El ministro de Exteriores afirmó que "estamos confiados y convencidos de que la Junta Central Electoral está dando los pasos correctos apegados al mandato de las leyes dominicanas para resolver con la debida transparencia, apertura y apego al respeto de los derechos humanos, todo este proceso de documentación".

Navarro señaló que el encuentro permitió avanzar en el diálogo entre la JCE, la Unión Europea y el PNUD, por expresas instrucciones y la voluntad política del presidente Danilo Medina, sin dejar de destacar el importante rol jugado por la Junta en este proceso de documentación que se aplica acorde con el mandato de la Ley 68-14".

Aseguró que la Cancillería se mantendrá abierta a cualquier otra inquietud que se presente en la sociedad civil en otros organismos internacionales acreditados en el país, a través de los mecanismos de la diplomacia.

Mientras, Rosario Márquez agradeció el rol jugado por la Cancillería como ente facilitador del diálogo con los embajadores extranjeros, "pues tan pronto le hicimos la solicitud al señor canciller Navarro, de inmediato recibimos respuesta positiva con rapidez y buena gana, además de que hoy inauguramos una oficina en esta institución para facilitar aún más el proceso de documentación, lo que demuestra también la mejor disposición de cooperación y colaboración de parte de la Cancillería".

Dijo que como en la Cancillería, la JCE tiene habilitadas oficinas de solicitud de documentación en los 158 municipios del país para atender a cualquier persona que tenga problemas de documentación, sin atender al color de su piel, credo religioso o político, "pues en la República Dominicana se desarrolla una reforma migratoria integral, solidaria, flexible, integral y con carácter humano, con recursos propios y con la frente en alto".

Destacó que en la reunión se acordó realizar una amplia campaña de información a través de las entidades comunitarias y religiosas, dirigida a las personas que aún no se han documentado por alguna razón, e incluso para que reciban explicaciones de cualquier inquietud alrededor del proceso de documentación.