El Gobierno de Nicaragua decretó este jueves  estado de emergencia en todo el país a causa del huracán Otto, de categoría 2, y por estar bajo alerta de un tsunami tras el terremoto de magnitud 7,0 en la escala de Richter que sacudió este jueves el Pacífico norte.

“Ante la emergencia nacional generada por el huracán Otto, que está impactando en estos momentos en nuestro territorio con todas sus fuerzas y con consecuencias impredecibles (…) y por el terremoto que acaba de impactar en nuestras costas, se declara estado de emergencia en todo el país”, dijo la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

El Gobierno instruyó al Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres (Sinapred) a continuar en elevada vigilancia y alerta en todo el país, y proseguir con las tareas que garanticen proteger y resguardar la vida.

Las autoridades, además, evaluarán los daños que se produzcan en todos los ámbitos de la vida, y procederán a las reparaciones y/o reconstrucciones que restauren y restablezcan la normalidad en el país, de acuerdo a la información oficial.

Las olas, que no serían gigantescas, impactarán principalmente en el noroeste de Nicaragua, en las proximidades del Golfo de Fonseca, según las autoridades.

“Pedimos a la gente que está en la playa, que se retire, que vayan a un lugar seguro y espere al menos una hora”, dijo el asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Wilfried Strauch.

Según Strauch, Nicaragua advirtió de un potencial tsunami a El Salvador y Honduras.

Mientras tanto, el huracán Otto, de categoría 2, azota este jueves la costa caribeña nicaragüense fronteriza con Costa Rica, por lo que el país a evacuado a miles de personas.