Nicaragua defendió hoy ante la ONU la necesidad de "reinventar y refundar" esa organización internacional, con el fin de que se puedan cumplir con los objetivos que justificaron su creación hace siete décadas.

Así lo destacó el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en un discurso que leyó en su nombre el vicepresidente Moisés Omar Halleslevens, en el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU.

Ortega, en el escrito que leyó el vicepresidente, recordó que la ONU se proyectó al mundo "como una entidad propiciadora de paz, pero, desde su fundación hasta hoy, los objetivos planteados se han frustrado".

Destacó que la "creciente codicia del capitalismo global, particularmente en Medio Oriente y África", ha provocado guerras, crisis, "fanatismos y terrorismos".

"No hay región del planeta donde la mano imperial no se muestre, en forma de intrigas, agresiones, manipulaciones, y todo tipo de injerencia, articulada contra procesos democráticos legítimos", agrega el mensaje.

Ortega, uno de los líderes del Frente Sandinista, que derrocó al dictador Anastasio Somoza en 1979, afirmó que sólo desde una ONU "equitativa y democrática, recreada refundada y funcional", pueden asumirse "los grandes retos de este tiempo".

El mensaje que leyó el vicepresidente desde la principal tribuna de Naciones Unidas sostiene que esa "refundación" de la organización debe buscar que "prevalezca el interés de todos" y el fomento del diálogo.

Nicaragua defendió hoy ante la ONU la necesidad de "reinventar y refundar" esa organización internacional, con el fin de que se puedan cumplir con los objetivos que justificaron su creación hace siete décadas.

Así lo destacó el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en un discurso que leyó en su nombre el vicepresidente Moisés Omar Halleslevens, en el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU.

Ortega, en el escrito que leyó el vicepresidente, recordó que la ONU se proyectó al mundo "como una entidad propiciadora de paz, pero, desde su fundación hasta hoy, los objetivos planteados se han frustrado".

Destacó que la "creciente codicia del capitalismo global, particularmente en Medio Oriente y África", ha provocado guerras, crisis, "fanatismos y terrorismos".

"No hay región del planeta donde la mano imperial no se muestre, en forma de intrigas, agresiones, manipulaciones, y todo tipo de injerencia, articulada contra procesos democráticos legítimos", agrega el mensaje.

Ortega, uno de los líderes del Frente Sandinista, que derrocó al dictador Anastasio Somoza en 1979, afirmó que sólo desde una ONU "equitativa y democrática, recreada refundada y funcional", pueden asumirse "los grandes retos de este tiempo".

El mensaje que leyó el vicepresidente desde la principal tribuna de Naciones Unidas sostiene que esa "refundación" de la organización debe buscar que "prevalezca el interés de todos" y el fomento del diálogo.