Al escuchar ruidos extraños, el menor tomó el arma que su padre tenía y disparó, asesinando a un ladrón. Ocurrió en Argentina.