Hoy se volvió viral en redes sociales el caso de un niño de 8 años que aumentó violentamente de peso sólo para salvar la vida de su padre