Dos niños de la ciudad Fort Worth en Texas, Estados Unidos, encontraron unos cuantos "clips" en los dulces que recolectaron durante el Halloween, hecho que ahora las autoridades investigan.

Caden Faris, de nueve años, declaró a “NBC News” que notó algo extraño en el dulce de maní que iba a comer pero no fue hasta que vio unos hoyos extraños en el paquete que constató que algo era extraño.

"Cuando lo abrí me encontré con un pequeño agujero en la parte inferior", dijo Faris. Junto con su mamá, abrió todo el paquete y descubrieron que había un “clip” saliendo de uno de los dulces.

Jessica Faris agregó que encontró otro “clip” en otro trozo del dulce. La vecina, Eve McEntire, de 12 años de edad, señaló que también encontró en su dulce el mismo objeto.

De acuerdo con el oficial Steve Enright el caso está siendo investigado, aunque no se tiene la certeza de donde salieron los dulces sospechosos.