Los testimonios de los momentos de tensión que se vivieron un un centro para discapacitados en San Bernardino, California han comenzado a surgir.

Durante la masacre, que fue perpetrada por dos personas y cobró 14 vidas, múltiples víctimas intentaron comunicarse con sus seres queridos.

Tal es el caso de Kevin Ortiz, quien fue disparado en tres ocasiones. Según detalló el periódico estadounidense "L.A. Times", el joven de 24 años llamó a su esposa, con quien se casó hace solo dos semanas y a su papá para notificarles que estaba con vida.

Ortiz dijo a su progenitor:

Vía Canva

Foto:

Por otro lado, el mencionado medio reseñó la experiencia de Denise Peraza, de 27 años, quien aseguró que "todo el mundo se lanzó al suelo". Esta agregó que los atacantes "abrieron fuego durante 30 segundos, al azar, y luego hicieron una pausa para recargar y comenzaron a disparar de nuevo".

En la galería de fotos les mostramos cómo se vivió la balacera que también dejó a 17 heridos.