El parque más famoso de Nueva York está siendo víctima de una serie de robos a plena luz del día.

Hasta el momento han sido 19 personas perjudicadas este año las cuales han sido atacados con cuchillos o pistolas 'tasers', para ser despojados de sus pertenecías.

Un joven de 16 años de edad, fue la última víctima de una ola de crímenes que se vive en Central Park.

El adolescente se encontraba sentado en un banco cerca de la calle 79 y la East Drive alrededor de las cuatro de la tarde del sábado, cuando un hombre se sentó a su lado. Después de una breve conversación, el hombre tomó sus 18 dólares y huyó del parque.

La víctima no resultó herida. Fue a su casa y les dijo a sus padres, quienes presentaron una denuncia policial.

Otras víctimas de robo han sido un joven de 17 años de edad asaltado por otros dos adolescentes cerca de Heckscher en la zona de juegos y un hombre de 69 años de edad, robado cerca de la calle 77 y Center Drive, informó el periódico estadounidense The New York Post.

Aunque la Policía reforzó la vigilancia ante esta ola de atracos, estos siguen en aumento.