El nuevo presidente del Colegio Dominicano de Abogados (CARD), Miguel Surún Hernández, solicitó hoy a la Cámara de Cuentas y a la Contraloría de la República auditar el gremio, debido a que, según denunció, encontró una deuda por más de 80 millones de pesos en ese organismo.

De acuerdo con el abogado, las pasadas administraciones del CARD dejaron deudas millonarias con instituciones y particulares.

Asimismo, aseguró que la mayoría de las personas que figuran en la nómina del gremio de abogados no realizan ninguna labor, y que los que realmente trabajan tiene hasta seis meses sin cobrar.

Surún Hernández solicitó la autoría con el objetivo de que en el país se imponga un régimen de consecuencia y que los culpables de la situación financiera del CARD paguen por sus hechos.

Asimismo, anunció la creación de oficinas del Tribunal Disciplinario del gremio a nivel regional, con sede en Santiago, La Romana y San Cristóbal, como forma de transparentar el gremio.