El exdirector de prensa y publicidad de la Presidencia de la República Rafael Núñez dijo que "ojalá" que las acusaciones de presunta corrupción en las que está envuelto un exministro de las Fuerzas Armadas no se constituya en un proceso "contaminado" por el "chantaje y la justicia selectiva".

Núñez, quien desarrolló esas funciones durante los dos últimos períodos de Gobierno del expresidente Leonel Fernández, de quien es su portavoz, reaccionó así ante el expediente que involucra al exministro de Defensa Pedro Peña Antonio, acusado de supuesta corrupción en la compra de ocho aviones Súper Tucanos en 2008.

"Ojalá que la acción del Pepca (Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa) no responda al chantaje o una especie de justicia selectiva con la que actúa la Procuraduría General de la República, instancia que ha sido muy diligente para mover la acción pública en momentos que tienen una connotación muy especial, cercanos a fechas significativas en el ajedrez político, lo que se interpreta como un chantaje", dijo Núñez en declaraciones escritas.

La reacción de Núñez ocurre un día después de que la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), reactivara un expediente de presunta corrupción que involucra a Peña Antonio, así como a un coronel de la Fuerza Aérea de República Dominicana y dos empresarios, padre e hijos.

Núñez consideró que toda la "opinión pública" está consciente de cómo el procurador general de la República utilizó por más de dos años un expediente de alegada corrupción contra un exfuncionario, a los fines políticos del jefe del Ministerio Público.

"Cualquier persona que haya ejercido funciones públicas en la administración de Fernández o cualquier otro Gobierno, civil o militar, está obligada a rendir cuentas y acudir a las instancias judiciales cuando así se le requiera, y es ahí que debe probar su inocencia, agregó.