El presidente de EE.UU. opinó que es importante que las investigaciones del Gobierno no se guíen por “insinuaciones” de tono político, en referencia al anuncio del FBI de que está revisando más correos posiblemente relacionados con la candidata demócrata, Hillary Clinton.

“He hecho un esfuerzo muy deliberado para asegurarme de que no parece que me estoy entrometiendo en lo que se supone que deben ser procesos independientes para tomar estas decisiones”, dijo.

“Pero sí creo que hay una norma de que cuando hay investigaciones, no trabajamos basándonos en insinuaciones, ni en informaciones incompletas, ni en filtraciones. Trabajamos basándonos en decisiones concretas que se han tomado”, añadió.

El mandatario recordó que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) ya hizo este año una investigación “exhaustiva” sobre el uso por parte de Clinton de un servidor privado de correo electrónico para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013). “Y la conclusión entonces del FBI, la conclusión del Departamento de Justicia, la conclusión de varias investigaciones en el Congreso fue que ella había cometido errores, pero que no había nada ahí que justificara un proceso” judicial, subrayó Obama.

La Casa Blanca ha evitado alimentar la polémica sobre la carta enviada el pasado viernes a miembros del Congreso por el director del FBI, James Comey, en la que les informaba de que estaba investigando nuevos correos electrónicos posiblemente relacionados con el uso de un servidor privado por parte de Clinton..