El presidente estadounidense, Barack Obama, llegó este domingo a Hanóver para reunirse con su “amiga” y socia Angela Merkel y defender el TTIP, el criticado tratado de libre comercio en negociación actual con la Unión Europea.

El salón industrial de Hanover, el más importante del mundo y en el que este año EE.UU. es el país invitado, ofrece a ambos mandatarios un trampolín ideal para promover el acuerdo de libre comercio que actualmente esta siendo negociado entre Estados Unidos y la Unión Europea.
 

Obama, que llegó cerca de la 1:00 de la tarde local, inauguró el salón por la noche junto a la canciller alemana, antes de una cena con empresarios. “No abandonaremos los esfuerzos para negociar un acuerdo de libre comercio con nuestro mayor socio: el mercado europeo”, dijo a medios británicos Obama, que desea cerrar el pacto antes de dejar el poder a fin de año.