El obispo auxiliar de Santo Domingo, Víctor Masalles, negó hoy que el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez esté enfermo, tal y como se ha rumoreado, pero reconoció que éste ha tenido "muchas dificultades" para recuperarse de la operación de rodilla a la que fue sometido hace un tiempo.

"El cardenal está muy bien, han surgido voces tristes como siempre pasa. Él fue operado en una rodilla y ha tenido muchas dificultades para recuperarse y no ha avanzado todo lo que se esperaba para recuperarse", dijo.

Esto ha obligado al cardenal, de 79 años, explicó Masalles, ha mantenerse mucho tiempo en su casa, peso sigue recuperándose.

En declaraciones a la prensa, Masalles confió en que el cardenal pueda reintegrarse a sus labores próximamente.