El EPI utiliza más de 20 indicadores para medir la proximidad de cada país en términos del cumplimiento de los objetivos establecidos al nivel internacional. Este estudio es realizado por el Centro de Ley y Política Ambiental de la Univesidad de Yale.

1- Finlandia da cátedra desde Europa

El gobierno finlandés firmó un compromiso social para lograr que la cantidad de carbono que se produce allí no exceda la capacidad de carga de la naturaleza para el año 2050. Según el EPI, se trata de una visión repleta de metas viables e indicadores medibles de desarrollo sostenible. Por otro lado, Finlandia tiene como objetivo consumir 38 % de su energía total procedente de fuentes renovables para el año 2020. Finlandia ocupa el primer lugar en Europa y todo el mundo.

2- Nueva Zelanda líder en Asia

Allí se entiende el medioambiente como uno de los elementos esenciales para su bienestar económico y social. El éxito de su gestión se basa en el contínuo seguimiento a través del Ministerio de Medio Ambiente neozelandés, que repasa la situación de elementos medioambientales como el aire, la atmósfera, la tierra, el agua, los océanos

y la biodiversidad, y los diferentes retos que se presentan ante las amenazas existentes. Se encuentra en la región del este de Asia y el Pacífico.

3- Croacia pasa revista por cuatrienio

Al este de Europa este el país que se coloca en el tope de los más avanzados en políticas ambientales. Su éxito se debe, nuevamente, a que cada cuatro años el Gobierno emite un informe en conformidad con la Ley de Protección del Medio Ambiente.

El documento se produce por la Agencia de Medio Ambiente de Croacia y está basado en indicadores que informan sobre los objetivos del plan ambiental y el avance para alcanzar esas metas. El informe incluye calidad de aire, agua, suelo, impacto al medioambiente y salud.

4- Canadá a la vanguardia en políticas públicas

Este país figura como el más avanzado en políticas que favorecen al medioambiente en Norteamérica. Cuenta al menos con siete leyes y regulaciones federales que se implementan mediante un amplio programa de fiscalización y cumplimiento. También promueven la iniciativa Green Government.

Vancouver es la ciudad más ecológica de Canadá. Un 90 % de su electricidad es producida a partir de fuentes renovables de energía, fundamentalmente recursos hidroeléctricos.

5- Costa Rica avanza en Latinoamérica

Este es el país que domina en la región de América Latina y el Caribe. Durante los últimos 30 años las políticas ambientales en Costa Rica se han orientado a consolidar los esfuerzos de uso, protección y conservación de los recursos naturales, con un fuerte enfoque en las áreas protegidas y en la generación eléctrica a partir de fuentes renovables.

Desde finales de la década del noventa, además, el Estado costarricense ha implementado una serie de medidas que estimulan el cuidado de los bosques mediante recompensas económicas.

6- Israel con el reciclaje como prioridad

Colocado en el tope de los países de medio este y norte de África, Israel continúa adelantando medidas ambientales a través del Ministerio de Protección del Medio Ambiente, principalmente para reducir la cantidad de desperdicios sólidos, aumentar el reciclaje y reducir contaminantes que afectan el aire.

7- En Isla Mauricio mitigan los daños

Tras la independencia de esta isla en 1968, el rápido desarrollo industrial provocó graves daños al medioambiente. Sin embargo, para recuperar la fama de paraíso terrenal que habían perdido, el Gobierno ideó el proyecto Mauricio Isla Sostenible, iniciativa introducida para construir un “país verde”. El plan busca reinventar un nuevo estilo de vida dirigido al reciclaje y producción de energía renovable. Por eso ocupa el primer lugar en la región de África subsahariana.

8- Sri Lanka se inserta en el tema ambiental

Si la lista mundial no fuera dividida por región, este país ocuparía el puesto número 108. Sin embargo, se coloca al tope de la región de Asia Central porque en 2015 se convirtió en la primera nación del mundo en comprometerse a proteger todos sus bosques de manglares, para lo que ha diseñado un programa cuyo objetivo consiste en proteger los 21,782 acres (8,815 hectáreas) de bosques de manglares existentes en el país.

Se estima que en los últimos 100 años, más de la mitad de los manglares del mundo se ha perdido y siguen siendo destruidos a un ritmo de alrededor de 1 % al año.